miércoles, 10 de junio de 2009

Cosas que pasan en la vida, una metamorfosis.

Cada cierto tiempo el águila tiene que mudar sus plumas, pico y garras para poder seguir viviendo. Es una transformación dolorosa pero necesaria para poder volar con bríos, asir las presas y poder comer; es la ley de la vida, el constante cambio.

Bueno, algo así me ha pasado estos días; he estado algo enfermo y estas cosas te llevan a reflexionar, además un viaje a la playa no viene mal para pensar. La verdad muchas cosas están cambiando dentro de mí más rápido de lo que pueda tolerar, la vida ha sido una montaña rusa, llena de altas y bajas, pero al fin estoy definiendo el rumbo.

Es raro, cosas que antes me gustaban en sumo grado ahora se tornan desagradables, sosas, monótonas. Puntos de vista diferentes han aparecido en mi horizonte, ahora hay cosas que definitivamente dejaré atrás; pero todo por mejorar, por llegar a mi plena madurez, la cual se que nunca alcanzaré (soy humano), pero el reto es escalar peldaños todos los días.

En fin... Me estoy transformando en un hombre nuevo.

Debo comunicar que la próxima haré mi último post freakie acerca de una película que muchas personas están esperando. Será mi ritual de despedida de todo aquello que atesoré, más ahora se ha transformado en un lastre.

Los dejo con algo para reir un rato, con ustedes: ¡Los grandiosos "Les Luthiers"!

Acerca de la juventud de hoy...



Les presento al centro de atención al suicida, por si alguno se contagie del virus EMO1N1 o cualquier invento de farmaceutica (je, je)...



Keep Playing!

1 comentario:

  1. Buscando una foto de un aguila di con su blog. No se imagina lo bien que me hizo sentir. Aunque creo que hace tiempo lo publicó, me identifiqué al máximo con el texto. No pudo haber sido descrito mejor, es exactamente por lo que estoy atravesando ahora. Y es exactamente la metamorfosis del águila lo que utilizo como metáfora para esta etapa de mi vida.

    ResponderEliminar

Su opinión es bienvenida. ¡Gracias por comentar!